La famosa tienda de joyas de “Desayuno con diamantes” Tiffany & CO, ha apostado por renovar su mítica tienda de la Quinta Avenida de Manhattan y convertirla en una “Concept – Store”.

Antes de adentrarnos en el tema y hablar sobre la reforma, creemos oportuno introducir el concepto de tienda mencionado.

Una “Concept – Store” es un punto de venta que desarrolla un estilo de vida de un target concreto a través de la venta de sus artículos. Estos puntos de venta acostumbran a tener una amplia diversidad de artículos agrupados por secciones con la finalidad de enriquecer y sorprender la visita del cliente. Este modelo de tienda se encuentra más cerca del ocio que de la experiencia de compra tradicional ya que proporciona una experiencia única, diferente y aporta un valor añadido a la marca.

Aún así, apostar por una “Concept – Store” no es fácil ya que requiere una gran inversión y una estrategia de marca bien definida pero eso no ha representado ningún problema para Tiffany & Co.

La tienda de diamantes más prestigiosa de los EE.UU ha renovado por completo su espacio neoyorquino y ha abierto diversas secciones como: la de vajillas y objetos para la casa, la boutique para bebés, una selección de libros antiguos comisariados por Assouline, un laboratorio de fragancias y el nuevo restaurante Blue Box Café especializado en refinada cocina americana.

Así pues, sus clientes pueden adquirir otros productos y servicios de primerísima calidad que no sean joyas y accesorios de la marca y dejarse llevar por la esencia de Tiffany & Co.

Todo ello está caracterizado y marcado por un tono protagonista: el icónico azul de sus cajas. Según su director artístico Reed Krakoff, “El espacio refleja una experiencia de lujo moderno. Es experimental y vivencial, una ventana dentro del nuevo Tiffany“.

La verdad es que la mítica Tiffany & Co nos ha sorprendido con este proyecto y creemos que vale la pena echarle un vistazo al resultado final. Por si no os encontráis en Nueva York, os adjuntamos algunas fotografías de la nueva tienda para que podáis juzgar vosotros mismos.

Fuente: AD Design