Hoy queremos compartir con vosotros la historia de Clarence Saunders: el hombre que revolucionó el mundo con el concepto del “Retail”.

Clarence Saunders (1881-1953), fue un empresario americano que revolucionó completamente el sector de la venta al por menor con sus conceptos y negocios. Dichos conceptos hoy en día, aún siguen vigentes. A lo largo de su vida, éste ilustre empresario no paró de intentar innovar en el sector de la compra-venta para conseguir la mejor forma de vivir esta experiencia y expuso algunas ideas que demostraron que era avanzado a su época.

Nacido en Virginia, Saunders dejó el colegio a los 14 años y estuvo trabajando hasta los 19-20 en diversas profesiones la mayoría delas cuales se relacionaban con el sector de la venta y el comercio. En 1902 se mudó a Memphis y fundó su propio supermercado de venta al por mayor. A través de su experiencia en el sector, llegó a la conclusión de que la mayoría de supermercados y tiendas fracasaban debido a los elevados costes generales.

Fue en 1916 cuando al año de fundar su propia cadena de supermercados abrió otra tienda en Memphis. Ésta no era una tienda cualquiera. Mientras las demás tiendas de la competencia eran de venta al por mayor, la de Saunders era la primera tienda “self-service” (el nombre de su empresa era Piggly Wiggly). Como innovaciones, la tienda presentaba una distribución nueva con pasillos que obligaban a los clientes a ver toda la mercancía presentada en estantes y les permitía escoger aquello que deseaban. Además, el comercio disponía de cestas y cajas que facilitaban el transporte de los productos. Los clientes quedaron sorprendidos por este nuevo modelo de compra y pronto las ventas del negocio aumentaron.

Un año después de su apertura, Saunders patentó el sistema de las tiendas que vendían al por menor. En seis años ya había 1200 tiendas Piggly Wiggly en EE.UU y en 1932, ya eran 2660 facturando 180 millones de dólares al año. Debido a su éxito, rápidamente se “subieron al carro del Retail un montón de empresas imitadoras que trabajaban bajo la misma patente.

Lo más curioso es que la idea estaba enfocada al vendedor, ya que Saunders buscaba ahorrar tiempo y facilitar el trabajo de los empleados. A través del Retail, el empresario pudo recortar gastos ahorrándose el sueldo de trabajadores “innecesarios” porque un solo vendedor podía cubrir el triple de clientes que antes; tan solo tenía que cobrarles y reponer de vez en cuando las existencias.

Sin darse cuenta, Clarence Saunders había dado con la clave para mejorar tanto la experiencia de compra del cliente y la del empleado.

El Retail demostró ser una gran mejora para las dos partes del proceso de la compra-venta, y eso desembocó en una nueva forma de entender esta experiencia tan simple pero a la vez tan compleja.

Ahora estos conceptos nos parecen de lo más normal pero, ¿Qué será lo siguiente? ¿Qué nos depara el futuro del Retail?