La iluminación con LED esta todavía en fase de desarrollo. Con la crisis hemos adquirido una mayor conciencia en el consumo energético.

En la actualidad esta es una de las cuestiones que mas preocupa a los especialistas en Retail ya que por un lado podemos obtener de este tipo de iluminación un ahorro energético, pero puede ser un arma de doble filo.

Minimizar los costes fijos en el punto de venta es una de las prioridades en este periodo de crisis, pero no podemos olvidar que la iluminación es uno de los aspectos mas importantes para una correcta presentación del producto. Para que la iluminación LED sea realmente eficaz, es necesario realizar un estudio lumínico y adaptar las luminarias existentes al interiorismo del local.

Hoy en día se intenta sustituir las lámparas incandescentes por LED sin conseguir los mismos resultados en cuanto a calidad lumínica tanto en tono como en intensidad y esto es lo que provoca que la percepción del cliente sea la de entrar en un espacio frío, sin calidad y finalmente acabaremos disuadiendo al cliente.